5 consejos para cuidar la piel y el pelo de nuestras mascotas

Cuando cortamos, lavamos o cuidamos del pelo de nuestras mascotas solemos hacerlo por motivos estéticos (si está demasiado largo o corto, si brilla o por el contrario necesita un buen baño...). Está bien, ya que mantener un pelo limpio y sano garantiza a nuestra mascota una mayor calidad de vida, pero debemos ser conscientes de que tanto su pelo como su piel son indicadores de la salud de nuestro perro o gato.

Para que nuestra mascota esté siempre en plena forma, desde Clínica Veterinaria Borrell de Barcelona os damos estos 5 consejos para mantenerlos sanos y felices. ¡Sigue leyendo para conocerlos!

Cepillado del pelo de nuestra mascota

El cepillado de nuestra mascota hace que se estimule tanto la piel como los folículos pilosos, por lo que nuestro perro o gato tendrá un pelo más sano. Es importante consultar con nuestros especialistas en peluquería canina y felina de LOCALIDAD acerca del tipo de peine y procedimiento de cepillado que tienes que seguir con tu mascota. Este dependerá de su tipo de pelo.

Gatos

Los gatos son expertos en asearse ellos mismos, pero un cepillado regular es recomendable y muy necesario en algunos casos. Con el cepillado eliminamos el pelo sobrante, evitando que nuestro gato lo ingiera en su aseo diario. Por lo tanto, reducimos también la formación de bolas de pelo en su intestino.

Peinar a nuestro gato favorece el crecimiento y nacimiento de nuevo pelo en el manto. Además de tener un gato con un pelo brillante y sano, estaremos contribuyendo a mejorar la circulación de nuestro animal.

Para cepillar a nuestro gato debemos tener en cuenta una serie de consejos:

  1. Haz que tu gato disfrute del cepillado. Peinalo de manera suave, dale algún premio si ves a tu gato incómodo. Evita pasar el cepillo por la zona de la barba o los bigotes, ya que son muy sensibles.

  2. Deshaz los nudos con las manos. Si tu gato tiene el pelo largo, procura deshacer los nudos que se formen con los dedos y si no es posible córtalos.

  3. Cepillo. Consulta con nuestros profesionales de nuestro centro veterinario en el Eixample de Barcelona sobre el mejor peine para el pelo de tu gato.

  4. Frecuencia. Si los gatos son de pelo corto, un par de cepillados semanales o uno en profundidad a la semana será suficiente. Si tienes un gato de pelo largo, lo recomendable es cepillarlo todos los días o siempre que te sea posible.

Perros

Es importante que establezcamos una frecuencia de cepillado con nuestros perros, que variará según su tipo de pelo. Es importante tener en cuenta que todos los perros necesitan que eliminemos el pelo muerto de su manto, tanto los de pelo corto como los de pelo largo.

¿Con qué frecuencia debemos peinar a nuestro perro? Eso dependerá tanto del tipo de pelo del animal como del estilo de vida que tenga. Si tenemos un bichón maltés y vivimos en una zona de campo, probablemente necesitará un peinado diario. Por el contrario, este mismo perro en un piso o casa en la ciudad nos permitirá cepillarlo cada dos o tres días.

El cepillado y aseo no es algo que todos los perros disfruten. Con los perros de pelo corto lo tenemos algo más fácil, ya que en unos pocos minutos podemos tener a nuestro compañero listo. Los de pelo largo requieren más tiempo y paciencia. Es importante que tomemos este proceso con calma y que establezcamos en nuestros días un rato para un cepillado tranquilo y sin prisa.

Acostumbrar a nuestro perro desde cachorro será fundamental para que lo acepte como una rutina más conforme vaya creciendo.

¿Cómo debemos cepillarlo según su tipo de pelo?

  1. Perros de pelo corto. Podemos usar un cepillo de cerdas o una manopla para eliminar el pelo sobrante del manto de nuestro perro. Es suficiente con un cepillado de adelante hacia atrás y de arriba abajo para mantener sano el pelo del animal.

  2. Perros de pelo largo. Suelen peinarse a contrapelo, de abajo hacia arriba y de atrás hacia delante, para que el manto quede suave y esponjoso.

  3. Perros de pelo rizado. Este tipo de pelo necesita un mantenimiento constante, no presentan períodos de muda, por lo que siempre están creciendo y es necesario ir cortándolo con frecuencia. Lo ideal es hacerle un cepillado diario para evitar nudos y rastas.

  4. Perros con rastas. El pelo en madejas es el menos habitual, típico en razas como el perro de aguas. Suele presentar un aspecto de "rastas". Este tipo de perros no deben cepillarse, ya que el pelo debe ir agrupándose en cordones. Bastará con pasarle los dedos por el manto y las patas para soltar el pelo y evitar que se apelmace y tire de la piel.

Higiene de tu mascota

A los gatos suele gustarles bastante poco el agua y ya incluyen en su día a día el aseo y acicalamiento, por lo que nos costará darles un baño si no los hemos acostumbrado desde muy pequeños. Aún así, es importante ofrecerle una buena higiene a nuestro gato.

El caso de los perros es diferente. Nuestro amigo sí que necesitará un baño pero la frecuencia dependerá, como comentábamos también en el cepillado, de los hábitos y costumbres del animal. ¿Vive en casa o en el campo? ¿Qué tipo de pelo tiene? ¿Duerme contigo y se sube a sillas y sofás?

Todas estas preguntas nos ayudarán a determinar la frecuencia del baño (que en ningún caso debería ser inferior a una vez a la semana), siempre sin descuidar la higiene de nuestro perro.

¿Cómo debemos bañar a nuestro perro?

  1. Es importante que el agua esté tibia, ya que la piel de nuestros amigos es bastante sensible al calor.

  2. Les incomoda no tocar el suelo, por lo que es recomendable bañarlos en espacios donde se sientan seguros y usar un telefonillo de ducha o manguera para no obligarlos a pasar por debajo del grifo (especialmente la cabeza).

  3. Asegúrate de que no les entra agua en los oídos.

  4. Enjuágalo bien y frótalo con una toalla para secarlo. Si es verano y hace calor, puede secarse al sol, pero si comienzan a bajar las temperaturas recomendamos usar el secador con aire frío o tibio para no irritarles la piel.

  5. Cepíllalo cuando esté seco, nunca debemos peinarlo con el pelo húmedo.

Es importante que consultar con los veterinarios de nuestra clínica veterinaria en el Eixample de Barcelona sobre el tipo de champú que debemos utilizar con nuestra mascota. Otra buena opción es traerlos a nuestro centro, además de bañarlos y cepillarlos le haremos un corte de uñas, una limpieza de oídos y un vaciado de glándulas anales (en el caso de los perros).

Cuida la alimentación de tu mascota

La alimentación es un factor de vital importancia en el pelo y la piel de nuestro perro o gato. Muchas de las intolerancias alimentarias se manifiestan a través del manto del animal. Es importante que proporcionemos a nuestra mascota una alimentación equilibrada y nutritiva.

Por lo tanto, no debemos estar cambiando de dieta a nuestra mascota, a menos que esta lo necesite o sea bajo prescripción veterinaria. Si lo haces, aumentará el riesgo de provocar intolerancias que afectarán al sistema digestivo y al pelo y la piel de tu compañero.

Ejercicio físico con frecuencia

El ejercicio físico es muy bueno para tu mascota. No importa si es dentro de casa o en el parque, playa o montaña (en caso de los perros). Que corra, salte, juegue, nade o de largos paseos. Todo deporte es bueno para ejercitar sus músculos y aumentar la producción de sangre y oxígeno en el cuerpo, por lo que mejorará la piel y fortalecerá el pelo de tu mascota.

Además, tiene un importantísimo componente psicológico, ya que descenderán los niveles de estrés y ansiedad. Tu mascota se sentirá más tranquila, relajada y menos ansiosa.

Hidrata a tu perro o gato todo el año

Solemos preocuparnos de que nuestra mascota esté hidratada en los meses de más calor, pero es algo que debemos tener muy presente durante todo el año. Una correcta hidratación evita que la piel de nuestro perro o gato esté seca y por tanto, tenga un pelo débil y quebradizo. Recuerda tener siempre a su disposición agua limpia y fresca.

Cuidar la piel y el pelo de nuestra mascota es esencial para que estén sanos y cuidados. Infórmate en Clínica Veterinaria Borrell de Barcelona sobre qué tratamientos, productos y cortes de pelo son los ideales para tu mascota.